Guía de supervivencia para enseñar idiomas (si nunca enseñaste nada)

Por Fede Giobergia

Ilustración de Catalina Iriarte

En enero de 2018 me tiré de cabeza a irme a un intercambio cultural en el que tenía que enseñar español. Me dije a mi mismo “¿qué tan difícil puede ser si hablo español desde que nací?”. Spoiler: no sabía nada de español, mucho menos de enseñar algo.

Lo que quiero hacer acá es mostrar todas las cagadas que me mandé y dar un par de consejos que me di cuenta (o me hicieron dar cuenta) ya terminando las clases y que creo que pueden ser útiles si alguna vez te toca enseñar un idioma que lo sabés porque naciste en un lugar donde lo hablaban 24/7. Si no te toca hacerlo también podes leerlo y ganás +5 conocimiento general, +3 inteligencia y -5 tiempo de tu vida.

Como para contextualizar
A mitad del 2017 me puse re manija de irme de viaje, tenía un poco de plata ahorrada y unos pasajes bonificados por mi vieja del viaje de egresados al que decidí no ir.
Me surgió la oportunidad de irme a Croacia a hacer un voluntariado donde me cubrían solo el alojamiento. Mi tarea era dar clases de español, muy básico, a universitarixs (promedio 23 años, tenía un par de ~40 y un señor de 60) durante un mes y medio. Nunca en mi vida había dado clases de nada, tampoco nunca me había puesto a pensar que el 90% del español que sé es porque lo aprendí de mi entorno.
Si bien el croata es un idioma eslavo y estos no tienen un pedo que ver con los idiomas latinos, yo contaba con la ventaja de que lxs croatas consumían de chicxs todas las novelas mexicanas como La Rosa de Guadalupe y esas que nos llenan de memes, por esto y por la cercanía con Italia tenían el oído entrenado para entender el español. Aún así no estaban ni cerca de poder hablar el idioma o entender cosas más complejas. La cosa estaba jodida.
Es importante el dato de que ellos sabían que mínimamente tenían que hablar inglés, como para entendernos.

Mis patinadas.
Acá voy a listar mis cagadas más grandes, más que nada en el arranque de las clases. La primer semana fue de muchas pecheadas.

  • Fede del pasado, tenés que planificar de más siempre. La primera clase fue pura vergüenza, lxs alumnxs me miraban esperando al sensual profesor latino con bronceado caribeño que iba a enseñarles el idioma, y claramente no. Empecé trabado con un inglés nervioso y trabado. Me presenté e hice una pequeña intro. Presenté a Argentina como un país re lindo, con comida rica y Messi — posta me creo todo lo que dije, eh — con un videíto muy lindo. Cuando termine toda esta intro había cubierto 40 minutos de 80 y no tenía mas nada preparado. Lo siguiente fue vergüenza, trabarse más y largarlxs media hora antes. Los nervios te hacen hablar rápido, ocupas menos tiempo, se te entiende menos y, si no preparaste nada por las dudas, te quedas sin contenido. Siempre prepará de mas, al menos la clase siguiente y podes usarla de emergencia.
  • ¡Hablá español! Es el idioma que vas a enseñar — claramente estoy asumiendo que vas a enseñar español, en otro caso sos unx capx por leer esto en otro idioma — y el que hablás desde que naciste. Ellxs necesitan escucharlo. Yo cometí el error de hablar demasiado en inglés en todas mis clases por miedo a que no me entiendan o no me sigan y me lo remarcaron bastante. Ellxs van a entender, y si no, te van a preguntar. Es muy importante que escuchen el idioma y no se queden en la teoría.
  • Tené en cuenta que vos tenés que saber y entender a la perfección — bue, tampoco tan así, pero sabelo bien — el tema que vas a dar y las presentaciones/el material que vas a usar. Me pasó de usar una presentación prestada de internet y que sólo había leído muy por arriba sobre un tema que me resultaba jodido hasta a mí (verbos reflexivos [?]), cuando tuve que explicarlo en la clase me salteé cosas y me acribillaron a preguntas que no supe responder. Y estar parado ahí adelante de un montón de eslavos que te miran raro no está tan piola como se puede llegar a pensar.
  • Hablá despacio, tomate las clases con calma y tomate 15 minutos para pegar un repaso de la clase anterior, como para refrescarles la memoria — a parte te robás unos minutos si planificaste mal, ¿que trucazo, no?— . Yo no lo hacía hasta que me lo pidieron y me di cuenta que me servía muchísimo.
  • Si vas a hacer cosas como tests/exámenes/pruebas tratá de que no sean super fáciles. Para las primeras que hice la terminaron en 15 minutos y no sabía que hacer al respecto — capaz era por mis capacidades de gran profesor — .
  • No trates de explicar la diferencia entre ser y estar, no vas a poder, no sos tan capx. Dejá que otro lo haga por vos (si, busca videítos).

Grandes aciertos
Sí, algunas cosas las hice bien desde el principio. Bueno no son tantas, pero estaban buenas, qué se yo.

  • Hacete amigo de las webs para profesorxs del idioma que vas a enseñar, tienen un montón de infografías re piolas para imprimir y de grati’. Las cosas como los números o las horas son recontra difíciles de explicar sin infografías. Infografías para la victoria.
  • Subí a algún lado o mandales por mail siempre el material de la clase (presentaciones, videos, bla, bla). No seas como ese profesor del mal que nunca sube el material al entorno virtual.
  • Dales tareas simples para que hagan en la casa. Nada muy zarpado, que sirva para que practiquen. Al fin y al cabo vos tampoco hacías la tarea si era mucho lo que te daban.
  • Laburá con videos y canciones, las canciones son buenísimas para los ejercicios tipo fill the blanks. Tratá de que tengan una letra entendible y coherente. Messi de Neo Pistea es una buena opción.
  • Esto deberías saberlo porque si no sos unx forrx. Evitá llenar las presentaciones de texto, explicá vos, no les tiene que enseñar la diapositiva. Otra vez, no seas como ese profesor del mal.
  • ¡¡Pedí feedback!! Por ahí les da vergüenza al principio decirte que sos una verga, pero al final te van a marcar cosas que podés mejorar y te sirve mucho.
  • La última clase es para el intercambio cultural, también conocido como “deciles que traigan comida del lugar donde estés, cociná alguna cosa típica de tu lugar y morfen y escuchen cachengue en el aula”.

PD: Sí, lo de Neo Pistea era un chiste.
PD2: Si, lo de la última clase fue 100% así, llevaron hasta birra y una señora croata me hizo una chocotorta (con dulce de leche casero). Gracias, Sladjana ❤. Yo hice empanadas, tuve que aprender a hacer la masa casera.
Bueno, esto fue todo. Cabe recordar que todo esto es puramente desde la experiencia y sin ningún tipo de marco teórico ni nada. Seguro me agarra alguien que entiende un mínimo de pedagogía y me caga a sopapos, pero qué se yo, a mi me funcionó.
Lo más importante es la actitud y la buena onda, gracias a eso aunque haya tenido una primera semana para el olvido, me dieron la mejor nota en la encuesta de satisfacción y me quedaron re buenos amigues croatas.
¡Terminaste!
+5 conocimiento general
+3 inteligencia
-5 tiempo de tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s